Kernel, un prototipo de salud para países del tercer mundo

Febrero 1 de 2014

El empresario y diseñador suizo Yves Béhar creó hace 14 años la compañía de diseño industrial Fuseproject. Durante todo este tiempo está empresa ha trabajado para muy importantes multinacionales alrededor del mundo y recibido más de 50 importantes premios; también ha podido presentar sus trabajos en exposiciones individuales en lugares como el Museo de Arte Moderno de San Francisco y el Museo del Diseño Contemporáneo y Artes Aplicadas en Lausana, Suiza. Uno de los últimos proyectos creados por Fuseproject fue la consola de videojuegos Ouya, la cual recibió respaldo financiero a través del sistema Kickstarter.

Ahora la Fundación Gates, junto a la revista Wired pidió a Fuseproject, crear un concepto de producto; para un dispositivo que permita realizar diagnósticos en la salud de quienes lo porten. De esta encomienda nació Kernel; un prototipo que busca disminuir las complicaciones en los tratamientos de las enfermedades crónicas para países en desarrollo, sobre todo controlando la malaria.

Kernel busca ayudar a las personas que habiten lugares donde no hay médicos  cercanos; y trata de acortar las distancias, a los diagnósticos y tratamientos. Esto lo logra por medio de pruebas médicas basadas e integradas en su interior. A simple vista, Kernel parece un dije circular atravesado por un cordón de cuero que permite llevarlo colgado en el cuello.

En su interior hallamos cuatro cuadrantes de bio-detección gracias a una almohadilla absorbente, que permite a los usuarios probar su sangre en el cuadrante rojo, la saliva en el azul, la orina en el cuadrante amarillo y el aliento en el verde. Se complementa el dispositivo con una aplicación que se puede bajar en cualquier Smartphone o Tablet, aunque también trabaja en teléfonos estándar.

Al final los resultados de las pruebas se transmiten vía Bluetooth a la aplicación móvil para que los pacientes puedan controlar continuamente de forma remota y a través de la nube, como está su salud. Además la aplicación ofrece recordatorios, tanto de la hora en que se debe tomar un medicamento, hasta las visitas al doctor y que los médicos o enfermeras puedan revisar los datos, para controlar los progresos o retrocesos de los tratamientos y poder enviarle cambios a los pacientes por comentarios dejados en la nube o enviados como mensajes de texto a la aplicación.

Después de su uso y al cerrarse, este se esteriliza permitiendo sus próximos controles y periódicamente se puede reemplazar por otro.

Otra ventaja es que de esta forma los médicos pueden controlar la población  que rodea a los pacientes y controlar una posible epidemia.

Más información: Kernel by FuseProject

Así se ve…