Nanotubos de oro pueden destruir células cancerosas

Marzo 28 de 2015

Los doctores Sunjie Ye y James McLaughlan de la Escuela de Física y Astronomía de la Universidad de Leeds, junto al profesor Steve Evans de la Escuela de Ingeniería Electrónica y Eléctrica de la misma universidad, publicaron en la revista Advanced Functional Materials, su exitosa investigación sobre el uso biomédico de nanotubos de oro para evitar el regreso del cáncer después de una cirugía.

Uno de los principales problemas con los que se encuentran los pacientes que padecen cáncer, son las altas tasas de recurrencia de tumores después de su extirpación quirúrgica. Generalmente los doctores utilizan la quimioterapia o la radioterapia después de la cirugía para prevenir esto, pero estos tratamientos causan efectos secundarios graves. La novedad que encontraron los investigadores al usar los nanotubos de oro; es la confirmación de que estos tienen el potencial de mejorar la eficacia de estos tratamientos convencionales integrando el diagnóstico y la terapia en un solo sistema.

Para ver los nanotubos de oro en el cuerpo, los investigadores utilizaron un nuevo tipo de técnica de imagen llamada Tomografía Optoacústica Multiespectral (MSOT) para detectar los nanotubos de oro en los ratones, a los que se les habían inyectados estos por vía intravenosa. Otra ventaja es que los nanotubos son excretados naturalmente del cuerpo evitando con esto su toxicidad.

Los nanotubos de oro han sido utilizados en el pasado por científicos en varias investigaciones realizadas en la lucha contra el cáncer, algunas de estas han brindado buenas aplicaciones como las nanosondas internas para realizar imágenes en alta resolución; también como vehículos en la administración de medicinas; y ahora como agentes para la destrucción de células cancerosas.

Más información: Investigación Nanotubos de oro Leeds University