Sensor bioquímico podría ajustar y controlar los tratamientos contra el cáncer

Agosto 1 de 2015

Un grupo de Investigadores del Instituto Koch del MIT, entre los que se encuentran el profesor en Ingeniería en el Departamento de Ciencia de los Materiales e Ingeniería, Michael Cima; junto a los estudiantes de doctorados Vincent Liu, y Cristóbal Vassiliou, han desarrollado un pequeño dispositivo con un sensor bioquímico que al implantarse durante una biopsia inicial permitiría a los médicos controlar y ajustar los tratamientos individuales del cáncer en cada paciente.

Una vez implantado, el sensor este envía de forma inalámbrica a un lector externo, los datos en tiempo real de dos biomarcadores vinculados a la respuesta de un tumor a un tratamiento: el pH y el oxígeno disuelto. Esto permitiría a un oncólogo controlar mejor el progreso de cada paciente y ajustar o cambiar sus terapias.

Hacer del tratamiento de cáncer algo más específico, personal y preciso aumentaría su eficacia al tiempo, reduciendo la exposición de los pacientes a efectos secundarios graves o a biopsias frecuentes.

El grupo de investigadores ha probado con éxito los sensores en experimentos de laboratorio, implantados en los roedores durante unas semanas, aunque  ellos creen que podrían ser utilizados para monitorear la salud de una persona durante muchos años.

Más información: Massachusetts Institute of Technology