Las hemorragias internas severas podrían controlarse

Octubre 10 de 2015

Un grupo de científicos e investigadores entre los que se encuentran Christian Kastrup, profesor asistente en el Departamento de Bioquímica y Biología Molecular y los Laboratorios Michael Smith en la Universidad de Columbia Británica, James Baylis, candidato a doctorado en el Departamento de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Columbia Británica, Nathan White, especialista en traumas de la Universidad de Washington en Seattle, Thomas Burke, Jefe de la División de Salud Global en el Hospital General de Massachusetts, Lindsay Machan del Departamento de Radiología y James Piret del Departamento de Ingeniería Química y Biológica de la Universidad de Columbia Británica; han creado las primeras partículas autopropulsadas​capaces de suministrar coagulantes contra el flujo de sangre para tratar la hemorragia grave, lo que lo convierte en un gran avance en la atención traumatológica.

Actualmente los métodos utilizados no son muy eficaces cuando la pérdida de sangre se origina en el interior del cuerpo, en lugares como el útero, los senos o el abdomen. El descubrimiento realizado fue la utilización de micropartículas de carbonato de calcio, las cuales son simples generadores de gas que se pueden aplicar en forma de polvo junto con un agente de coagulación conocido como ácido tranexámico para detener el sangrado crítico.

Las partículas liberan dióxido de carbono, lo que les ayuda a impulsarse hacia la fuente de la hemorragia. Por ahora los investigadores confirmaron los resultados obtenidos utilizando dos modelos de animales, en diferentes escenarios como uno similar al de una herida de bala en una arteria femoral. En ambos casos el procedimiento fue eficaz para detener las hemorragias.

Lo que viene ahora son más pruebas antes de sacar las partículas al mercado, pero es un avance muy prometedor.

Más información: Universidad de la Columbia Británica

Así se ve…