El grafeno podría tener aplicaciones dentales

Diciembre 5 de 2015

Un grupo de investigadores de la Universidad de Medicina y Farmacia Iuliu Hatieganu, el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo de la Tecnología de Isotópicos Moleculares, la Universidad de Ciencias Agrícolas y Medicina Veterinaria en Rumania, y la Escuela de la Universidad de Ross de Medicina Veterinaria Basseterre investigaron la posibilidad de uso de las diferentes formas de grafeno en los rellenos de dientes cariados y si estos son tóxicos para la salud o no.

El grafeno se puede conseguir en diferentes formas, entre ellas lo encontramos como óxido de grafeno o como nitrógeno de grafeno. Los investigadores probaron in vitro la forma tóxica de estos diferentes tipos de grafeno directamente en las células madre que se encuentran en los dientes. Al final se encontró que el nitrógeno de grafeno puede dañar la membrana en dosis altas aunque también se demostró que tiene propiedades antioxidantes; mientras que el óxido de grafeno es menos tóxico para las células.

Con estos resultados se demostró que el óxido de grafeno podría crear rellenos odontológicos fuertes. Tradicionalmente los rellenos se crean con una mezcla de metales como el cobre, el mercurio, la plata y el estaño, o también con materiales compuestos de polvo de vidrio y cerámica. Los rellenos metálicos típicos o amalgamas pueden corroer a los dientes y no son muy fuertes; mientras que se demostró que el grafeno, es 200 veces más fuerte que el acero y no se corroe.

El siguiente paso de esta investigación es poner a prueba el grado de compatibilidad con varios tipos de dientes, y seguir revisando si son tóxicos o no a medida que pase el tiempo.

Más información: Universidad de Medicina y Farmacia Iuliu Hatieganu