Crean redes de fibra con una máquina de algodón de azúcar

Marzo 5 de 2016

Un grupo de investigadores y científicos de la Universidad de Vanderbilt, liderados por Leon Bellan, profesor asistente de ingeniería mecánica, han trabajado con una máquina de algodón de azúcar  de USD $ 40 dólares que podría dar lugar a la próxima generación de órganos artificiales. Una máquina de estas genera pequeños hilos comparables en tamaño, densidad y complejidad a los patrones formados por los tubos capilares que proporcionan oxígeno y nutrientes a las células y transportan material de desecho

El trabajo de Bellan y su equipo ha sido el de crear redes de fibra que puedan ser usadas ​​como plantillas para producir sistemas capilares con los que se puedan crear órganos artificiales a gran escala como hígados artificiales de tamaño natural, riñones y otros órganos esenciales.

Hasta ahora han podido tener éxito en el uso de esta técnica poco ortodoxa para producir un sistema capilar artificial tridimensional que ha mantenido células vivas viables y funcionales durante más de una semana, esto lo han logrado utilizando geles a base de agua, llamados hidrogeles con los cuales han desarrollado una especie de andamio que apoya a las células dentro de los órganos artificiales tridimensionales. Actualmente este grupo ha construido una red de canales que permiten que los líquidos fluyan a través del sistema, imitando el sistema capilar natural, produciendo canales que van de 3 a 55 micras, con un diámetro medio de 35 micras utilizando en su fabricación PNIPAM, poli (N-isopropilacrilamida), un polímero con la propiedad inusual de ser insolubles a temperaturas superiores a 32 grados Celsius y solubles debajo de esa temperatura; pero aún falta tiempo para ampliar la consistencia de estas redes y que puedan ofrecer órganos listos para un trasplante, pero ya es un muy amplio paso el que se ha dado con esta investigación.

Más información: University of Vanderbilt

Así se ve…

Para ver más…