Crispr, la tecnología que puede reparar la retinitis pigmentosa

Marzo 29 de 2016

Un grupo de científicos de la Columbia University Medical Center y la Universidad de Iowa han utilizado una nueva tecnología de edición de genes llamada Crispr, para reparar una mutación genética responsable de la retinitis pigmentosa (RP), una enfermedad hereditaria que causa que la retina se degrade, conduciendo a una ceguera en al menos 1,5 millones de casos en todo el mundo.

Este enfoque ofrece un nuevo tratamiento a la pérdida de visión y es la primera vez que alguien reemplaza un gen defectuoso asociado con una enfermedad sensorial en las células madre derivadas del tejido de un paciente. El grupo de investigadores demostraron que las células madre, potencialmente pueden transformarse en células sanas de la retina y ser trasplantadas de nuevo en el mismo paciente para tratar la pérdida de la visión, utilizando Crisp; con esta técnica se evita el rechazo del sistema inmune ya que las células madres son de él mismo.

Actualmente el tratamiento usado en clínicas y hospitales para la retinitis pigmentosa, consiste en consumir altas dosis de vitamina A, pero este método ralentiza la pérdida de visión, y no cura la enfermedad.

Ahora lo que sigue en esta investigación es su aprobación para su uso en seres humanos aprovechando que esta puede mejorar las terapias actuales y restaurar la visión del paciente gracias a su precisión milimétrica, corrigiendo el defecto genético fundamental responsable de la enfermedad.

Más información: Columbia University Medical Center

Así se ve…