Parche contra el cáncer ofrece la terapia triple ataque a los sitios tumorales

Agosto 6 de 2016

Investigadores del MIT están desarrollando un parche adhesivo que puede pegarse a un tumor, ya sea antes o después de una cirugía. El parche ofrece una triple combinación de fármacos, genes y foto terapia basada en la luz; a través de nanoesferas y nanobastones especialmente diseñados para atacar la célula tumoral.

Aproximadamente una de cada 20 personas desarrollará cáncer colorrectal en algún momento de su vida, por lo que esta enfermedad es catalogada como la tercera más frecuente en los Estados Unidos y la segunda forma más común de cáncer en Europa.

El tratamiento más utilizado para contrarrestar esta enfermedad es la cirugía, pero esta puede resultar en la eliminación incompleta del tumor. Algunas veces son dejadas las células cancerosas, lo que puede conducir a la recurrencia y mayor riesgo de metástasis. De hecho, mientras que muchos pacientes permanecen libres de cáncer durante meses o incluso años después de la cirugía, se sabe que los tumores se repiten en hasta el 50 por ciento de los casos.

Por su parte las terapias convencionales utilizadas para prevenir los tumores recurrentes después de la cirugía no distinguen suficientemente entre las células sanas y cancerosas, dando lugar a efectos secundarios graves.

El equipo de investigación está liderado por Natalie Artzi, científica investigadora principal en el Instituto del MIT para la Ingeniería Médica y la Ciencia, además es profesora asistente de medicina en Brigham y en el Hospital de la Mujer.

El enfoque general para el tratamiento del cáncer hoy en día es el uso de sistémica, o en todo el cuerpo, terapias tales como los medicamentos de quimioterapia. Pero la falta de especificidad de medicamentos contra el cáncer significa que producen efectos secundarios no deseados cuando se administra sistémicamente. Lo que es más, sólo una pequeña porción de la droga llega al sitio del tumor en sí, lo que significa que el tumor primario no se trata tan eficazmente como debería ser.

Pensando en mejorar lo actual y aprovechar los avances en la ciencia, en los materiales y la nanotecnología, el equipo de investigadores empezó a trabajar en un tratamiento del tumor primario de manera local y sostenida. De ahí surge
esté parche de hidrogel con terapia triple, que puede ser usado para tratar tumores localmente. Esto es particularmente eficaz, ya que puede tratar no sólo el tumor en sí, sino de las células que quedan en el lugar después de la cirugía, la prevención de la reincidencia del cáncer o metástasis en el futuro.

En primer lugar, el parche contiene nanorods de oro, que se calientan cuando la radiación infrarroja se aplica a la zona local. Esto se utiliza para destruir, el tumor térmicamente. Estos nanobastones también están equipados con un fármaco de quimioterapia, que se libera cuando se calientan, apuntando al tumor y sus células circundantes.

Por su parte las nanoesferas de oro que no se calientan en respuesta a la radiación del infrarrojo cercano se utilizan para entregar ARN, o la terapia génica para el sitio, con el fin de silenciar a un oncogén importante en el cáncer colorrectal. Los oncogenes son genes que hacen que las células sanas se transformen en células tumorales.

Cuando los investigadores probaron el tratamiento en ratones, encontraron que en el 40 por ciento de los casos en que el parche no se aplica después de la extirpación del tumor, el cáncer regresó. Pero cuando el parche se aplicó después de la cirugía, el tratamiento dio como resultado su remisión completa. De hecho, incluso cuando no se extirpó el tumor, la terapia de combinación triple era suficiente para destruirla.

Más información: Parche libera mediamentos, genes y terapia de luz