Crean nuevo reloj que levita tubos Nixie

Agosto 14 de 2016

Tony Adams es un inventor que luego de 4 años de desarrollo creó un reloj que levita, basado en tubos Nixie. 66 años después de haber sido desarrollados los primeros en la década de los 50’s con el objetivo de proporcionar un método exacto de tiempo en un mundo cada vez más digital, lastimosamente la fabricación cesó en Occidente después de la década de los 70’s cuando eran más comunes y fáciles de usar las luces LED con pantallas de cristal líquido.

Estos tubos continuaron siendo fabricados artesanalmente y utilizados por los antiguos países soviéticos hasta justo después de la desintegración de la URSS y su producción terminó alrededor de 1993.

Aunque otros diseños basados en la levitación magnética han hecho que los objetos giren siempre, como los bombillos que presentamos en un artículo anterior; pero esto no sería lo más adecuado para un reloj, ya que no dejaría observar bien la hora, Para evitar esto el creador de este reloj han arreglado pequeños imanes en la base y la pantalla flotante que producen lo suficiente para formar repulsión al tratar de girar. Una vez configurados correctamente estos elementos evitarán totalmente que gire; exceptuando solo si es empujado este podría moverse, pero su impulso se va a disminuir y se detendrá gracias al aire y la fricción magnética. Sin embargo, si por alguna razón el cliente desea que gire constantemente, también se puede arreglar.

Entre las principales especificaciones del nuevo reloj que levita con tubos Nixie, son las siguientes:

Uno de los posibles problemas que tendría, sería al momento de irse el fluido eléctrico. Pero para evitar esto y que los tubos caigan y se rompan; el creador ha diseñado un conjunto de alimentación eléctrica con batería de respaldo que detectará la pérdida de potencia y apagará todo, excepto los imanes de estabilización. La alimentación de reserva mantendrá la flotación en el lugar durante al menos un día y un pitido nos avisará de que está funcionando con las baterías.

Dos interruptores sensibles al tacto, uno a cada lado de la base, se pueden utilizar para ajustar el reloj y seleccionar varios modos de visualización. Alternativamente el control total es posible también tenerlo a través de la tecnología Bluetooth junto a una aplicación para el sistema operativo Android actualmente en desarrollo.

Para que no se produzca un sobrecalentamiento el equipo utiliza una base con disipador de cobre que sujeta los transistores de potencia, además de un mini ventilador de velocidad controlada.

Para ayudar a dar vida a este proyecto, su creador utilizo la página web de financiamiento Kickstarter logrando al final que 146 patrocinadores contribuyeran con 46.889 £ de la meta de 35.000 £.

Más información: Reloj que levita con tubos Nixie

Así se ve…