Flyte, el bombillo que levita

Marzo 8 de 2016

Lo último en decoración interior o en novedad al 100% son los bombillos flotantes Flyte; creados por el diseñador sueco Simón Morris, estos dispositivos lumínicos parecen de otra era, una futurista o venidos de un mundo al mejor estilo de Harry Potter, ya que además de flotar y dar luz van rotando como si estuvieran en su propio salón de baile.

La magia se basa en la transmisión de transferencia inalámbrica de energía la cual ha existido desde los tiempos de Nikola Tesla. Flyte incluye esta tecnología combinada con la levitación magnética; mientras que el módulo de potencia inalámbrica transmite sobre 5V y es totalmente seguro e inocuo; además no requiere baterías y es alimentado por el aire a través de la inducción.

Flyte es el resultado de años de investigación utilizando tecnologías de levitación y de inducción magnética. Cada bombillo se prende y se apaga con un leve toque sobre su base mientras que la levitación permanecerá intacta; su base está fabricada en madera de roble, fresno y nogal y la bombilla es LED con una vida útil de alrededor de 50.000 horas. Más o menos 12 horas al día durante 11 años.

Para poder empezar a comercializar y producir masivamente a Flyte, Morris tuvo que valerse de la plataforma de financiamiento KickStarter y de una meta de € 80.000 euros, logró recaudar un total de € 617.258 euros de 2.085 patrocinadores a nivel mundial.

Cada bombillo LED con su respectiva base se consigue por € 349 euros; vienen en tres diferentes colores de casquillo cobre (Buckminster), plateado (Magnus) y dorado (Royal); y como promoción venden un five pack todos dorados por € 1.450 euros.

Más información: Flyte por Simón Morris

Así se ve…