Ori, nuevo mobiliario robótico, creado por Fuseproject junto al MIT

Julio 6 de 2016

Cada día las principales ciudades del mundo como Londres, Seattle, San Francisco, o Beijing ven como crece la afluencia de profesionales jóvenes a trabajar en ellas, sin embargo, estos centros urbanos cada vez ofrecen menos posibilidades de alojamiento, complementado con precios muy altos. Por este motivo muchas personas buscan espacios más pequeños como una oportunidad económica, que no los aleje de la ciudad. Pensando en esto la galardonada empresa de diseño industrial Fuseproject, liderada por su fundador Yves Behar junto al MIT han desarrollado a Ori.

Ori es un sistema de mobiliario robótico compuesto por un gran estante o armario sólido que tiene en su interior muebles como una cama, un escritorio o un sofá, haciéndolos aparecer o desaparecer con el solo toque de un botón. Por ejemplo, escondido en la parte inferior de la unidad encontramos una cómoda cama que se desliza hacia adentro y afuera; cuando la ocultamos podemos bajar una tabla que convierte el espacio en un escritorio de oficina o podemos reemplazarlo por un sofá que máximize el espacio.

En resumen cuando se activa el sistema, podemos convertir el espacio en un dormitorio o una sala de estar con un área más amplia. Uno de los lados de la unidad alberga un armario para guardar nuestra ropa o los tendidos, pero también oculta un escritorio de una oficina en casa; el otro lado tiene un centro multimedia para el entretenimiento. Cada habitación puede ser programada para un espacio, incluyendo la iluminación integrada preferida, por lo que con un solo toque en la interfaz física o en la aplicación correspondiente se transformará la habitación. La consola en el dispositivo utiliza botones manuales que hacen que el propietario sienta como mágicamente cambia la habitación. El sistema de Ori va más allá de la funcionalidad, ya que ofrece la personalización de acabados, materiales y colores, permitiendo a cada dueño crear su espacio y su funcionalidad.

Ori, debe su nombre a la palabra japonesa "origami" que significa "doblar", una conexión apropiada a la misión de la marca. Cada elemento, como el diseño del logotipo, la interfaz de la aplicación y el mobiliario fueron diseñados para representar un sentido de Origami lúdico y elegante, un entrelazamiento perfecta de las formas. La marca Ori habla de un sofisticado diseño de interiores asequible, haciendo una fuerte declaración con la geometría y la translucidez.

En el desarrollo del sistema de Ori se consideraron tanto al desarrollador como al usuario final. Los desarrolladores requieren un sistema flexible y modular para adaptarse a espacios únicos, con una oferta única que agregará valor a un espacio. Ori crea valor financiero para los inquilinos o propietarios; un estudio se convierte en una habitación, por ejemplo. Triplicando el uso, y esencialmente los metros cuadrados de un espacio, dando inmediato valor añadido, utilizando materiales de calidad, la creación de la eficiencia y funcionalidad a través del espacio, y de la experiencia de la propia tecnología

Actualmente se ofrecen cuatro módulos diferentes, los cuales como mencionamos anteriormente podemos personalizar.

Más información: Sistema robótico Ori de Fuseproject

Así se ve…