Ahora el paracaidismo lo podremos practicar desde un drone

Mayo 22 de 2017

Las prácticas deportivas utilizando un drone siguen en aumento, primero fue el poder esquiar sobre el agua, en tierra o sobre la nieve, ahora el último logró es el levantar a una persona a varios metros de altura para después lanzarse y volar en paracaídas; esta nueva práctica fue llevada a cabo por un equipo de la compañía Aerones, quienes en una prueba realizada el pasado 12 de mayo lograron el primer vuelo humano del mundo utilizando un drone especial el cual utiliza 28 propulsores, logrando alcanzar una altura de 330 metros, para luego realizar un salto de gran altura y utilizar un paracaídas para el aterrizaje. Este logró fue realizado por el paracaidista letón Ingus Augstkalns

Con este exitoso salto, se muestra la fiabilidad y capacidad de elevación que ofrece la tecnología de aviones no tripulados demostrando con ello las posibilidades casi ilimitadas que ofrece su uso y que puede en un futuro ampliarse al transporte de personas tanto en desastres como por diversión, la extinción de incendios, práctica de variados deportes y lógicamente también para el entretenimiento.

El salto se llevó a cabo en Mali, más exactamente en la zona rural de Amata, y contó con la cooperación de la JSC Letonia State Radio y Televisión del Estado Centro, cuya torre de comunicaciones de 120 m fue utilizada como plataforma para el que saliera el paracaidista. Las preparaciones para este salto duraron seis meses, momento en el que la carga útil del drone aumentó hasta 200 kg y se aprobaron con éxito otra serie de pruebas.

Más información: Paracaidísmo por drone de Aerones

Así se ve…