Kuickwheel, nos presenta su serie de patinetas eléctricas Serpent

Agosto 28 de 2017

La compañía Kuickwheel tiene como objetivo ayudar a las personas a escapar de la congestión del tráfico, por lo que desde sus inicios se ha dedicado a resolver el problema del transporte urbano de corta distancia. Sus primeros productos son dos patinetas eléctricas que conforman su serie Serpent, que buscan que sus usuarios las consideren como la primera opción para su transporte urbano.

Los modelos son el Serpent-C, la patineta eléctrica más pequeña y ligera del mercado con solo 3 kg de peso. Pero esta ligereza no la vuelve menos fiable por el contrario es compacta y en su fabricación se seleccionaron materiales finos para hacer el tablero con un compuesto canadiense de la madera y del bambú del arce. Además Serpent-C es impermeable y cuenta con el certificado IP54. Por su parte las ruedas reemplazables de la PU le brindan una mayor estabilidad.

El segundo modelo es el Serpent-W, una patineta más larga y segura, gracias a las luces ubicadas en su cubierta, tanto en la parte delantera, como en la trasera y en los laterales, lo que la hace mucho más visible en la oscuridad. En su fabricación se utilizaron ruedas de repuesto PU 91A y rodamientos silenciosos extremos, suspensión de aleación de aluminio, placa base, y tubo de goma reforzado, para garantizar el menor impacto y la mejor experiencia de patinaje. La Serpent-W tiene un peso de 120 kg y un motor de 1800 W sin cepillo dual permitiéndole acelerar hasta 40 km / h. Para brindar más alternativas a sus usuarios la Serpent-W tiene un modo principiante y un modo deportivo, lo que la hace adecuada tanto para el principiante con experiencia cero hasta para el maestro del patinaje.

Para utilizarlas no tenemos que descargar ninguna aplicación, sólo desempacarla y utilizar el mando a distancia; sin configuraciones complicadas, por lo que las podemos montar una vez que la recibamos.

Más información: Patinetas eléctricas Serpent por Kuickwheel

Así se ve…