“Borg vs McEnroe”, una mirada al previo de este inolvidable duelo

Septiembre 20 de 2017

Comentario: Este año el cine ha traído varios remakes, algunas adaptaciones,  historias originales y otras basadas en hechos reales. Ejemplo de estas últimas las encontramos en “Churchill”, “El Castillo de Cristal”, “150 miligramos”, “Paula”, “Barry Seal, soló en América”, o “El día del atentado” para mencionar algunas. A este último grupo precisamente pertenece “Borg vs McEnroe”, con una historia que rememora la famosa rivalidad entre estos dos fabulosos tenistas durante la final del Campeonato de Wimbledon en 1980 e incluye flashbacks de algunos momentos de la infancia y la adolescencia de estos deportistas.

La película que se estrena mañana jueves en algunas salas de cine del país tiene grande aciertos, desde el formidable casting donde sobresale el sueco Sverrir Gudnason quien tiene un tremendo parecido con Borg y por su misma procedencia establece un perfecto personaje caracterizado en la frialdad, ademanes y miradas que eran parte del deportista. La historia que se centra en las presiones que tuvo Borg para conquistar su quinta copa consecutiva en el torneo inglés, y la aparición de McEnroe con su rebeldía y pataletas por las decisiones de los jueces, y como desde su llegada a Londres tenía en la mira llegar a la final con Borg, pasando por encima incluso de sus compatriotas. El guión se refuerza perfectamente con las miradas del joven Borg, y como en esa época era rebelde y son pataletas similares a las del jugador norteamericano, nacido en Alemania; y aunque la película se centra más en el sueco que en McEnroe, nos parece muy bien escrita.  

“Borg vs McEnroe”, nos lleva al verano de 1980, donde Björn Borg es el mejor tenista del mundo, dominando el deporte tanto dentro como fuera de la cancha; siendo un jugador poderoso y rigurosamente disciplinado que sólo tiene un obstáculo en su búsqueda de un récord su quinto campeonato consecutivo en Wimbledon: el joven John McEnroe. En los días previos al torneo vemos a un Borg entrenando religiosamente en su lujoso hogar en Mónaco, ayudado por su entrenador y mentor Lennart y su novia, la tenista rumana Mariana. Al llegar a los partidos oficiales del torneo, el sueco ve la confianza explosiva del juego de McEnroe, así como su explosiva personalidad, las cuales se infiltran en el temperamento fresco y normalmente inamovible de Borg. Aunque cada hombre es la antítesis del otro, al profundizar en los recuerdos formativos de ambos jugadores notamos como no son tan diferentes. Cuando el torneo se va acercando a su clímax, la película va acercándose a su punto más alto. Visceral y sin aliento, el partido en sí marcaría el pináculo de la rivalidad entre el “Fuego y el Hielo” en una emocionante batalla de personalidades que marcó el mundo del tenis.

Adicionalmente a este partido, el cual ha sido catalogado como uno de los mejores partidos de tenis, vemos un mundo en que los tenistas eran como estrellas del rock. Tenían carácter, estilo y mística - y pelo, mucho y mucho pelo. El director danés Janus Metz nos ofrece destellos de esa época pasada, centrándose en como el sueco se convirtió en frío y metódico en su juego, preparación y vida que incluye entre otras peculiaridades, su obsesión con mantener un ritmo cardíaco bajo. El resultado es una película elegante y verificable, pero con un pulso lento.

Calificación: 4 estrellas

Sinopsis: La historia de la rivalidad tenística de los años 80 entre el plácido Björn Borg y el volátil John McEnroe.

Más información: Borg vs McEnroe

Así se ve…

Entrevista con Stellan Skarsgård, Sverrir Gudnason y Janus Metz por PremiereScene…