Tega, el nuevo compañero educativo para los niños

Abril 3 de 2016

Tega es una nueva plataforma creada para darle voz, movimiento y conocimiento a un muñeco de peluche, convirtiéndolo en todo un robot social. Diseñado y construido por un equipo multidisciplinario de ingenieros, desarrolladores de software y artistas junto al Grupo de los Robots Personales del Media Lab del MIT, este robot afelpado de color morado, fue desarrollado específicamente para permitir interacciones a largo plazo con los niños de forma personalizada.

Y que mejor compañero de andanzas de un niño que un muñeco de felpa, con el que pueda al mismo tiempo aprender, jugar y apapuchar. Aunque ya en esta misma sección habíamos presentado a los Talkies y a Dino CogniToys, lo que hace único a Tega es el hecho de que este puede interpretar la respuesta emocional del niño con el que está interactuando y, sobre la base de las señales que detecta, crear una estrategia de motivación personalizada. Wow!

Tega es el último de una línea de robots basados ​​en teléfonos inteligentes, de asistencia social desarrollados en el MIT Media Lab. Para las pruebas iniciales los investigadores contaron el año pasado con 38 estudiantes entre los 3 y los 5 años de una escuela del área de Boston. Cada estudiante trabajó individualmente el muñeco durante 15 minutos por sesión en el transcurso de ocho semanas.

El  muñeco más que un maestro busca ser un aprendiz de pares, animando a los niños en el estudio, y proporcionando consejos cuando era necesario.

Tega funciona a través de dos teléfonos inteligentes cada uno con el sistema operativo Android; el segundo teléfono cuenta con un software personalizado desarrollado por Affectiva Inc. el cual puede interpretar el contenido emocional de las expresiones faciales, un método conocido como "computación afectiva". Además el sistema, es casi totalmente inalámbrico y fácil de configurar y operar desde un aula activa,

Hasta el momento se ha venido revisando las capacidades del robot como una plataforma de investigación, viendo sus movimientos, las capacidades expresivas, y su uso en estudios en curso de la interacción niño - robot. Ahora los investigadores planean mejorar y probar el sistema en una variedad de entornos, incluyendo a niños con problemas de aprendizaje, para los que la interacción y la asistencia uno a uno es difícil de conseguir.

Más información: National Science Foundation

Así se ve…