Hokusai: Más allá de la gran ola

Septiembre 15 de 2017

“Hokusai: Más allá de la gran ola”, es un documental innovador, que nos lleva a una exclusiva visita privada de la exposición que el Museo Británico realizó sobre la obra, del considerado como uno de los principales artistas de la escuela Ukiyo-e del periodo Edo japonés, conocida como “Pinturas del mundo flotante”. Filmada en Japón, Estados Unidos y el Reino Unido, la película se centra en el trabajo del pintor y grabador nipón Katsushika Hokusai. Presentado por Andrew Graham-Dixon, y con los artistas David Hockney, Grayson Perry y Maggi Hambling, esta es la primera biografía realizada por el Reino Unido del artista más grande de Japón. Utilizando extraordinarios primeros planos y la tecnología pionera de vídeo Ultra HD 8K, las pinturas y grabados de Hokusai son examinados por expertos mundiales que están a la vanguardia de la historia del arte digital. Hokusai es un artista que influyó en Monet, Van Gogh, Picasso, Warhol, Hockney y otros impresionistas, es el padre del manga y el único pintor con su propio emoji.

Desde el Museo Británico de Londres nos llega el legado de este artista japonés en un viaje sublime que nos presenta en detalle más de 110 obras entre grabados, libros, tarjetas, pinturas, bocetos y rollos de seda creados por un verdadero conocedor de la vida y el espíritu.

Dirigida por eruditos y artistas apasionados que han estudiado y sentido la influencia de este gran maestro japonés, entre ellos David Hockney y el creciente pintor japonés Ideguchi Yuki, “Hokusai: Más allá de la Gran Ola” explora también a través de la habilidad de los artesanos japoneses, la recreación de la fabricación de grabados y pinturas de seda de Hokusai, y nos comparten su creencia de que los grandes artistas sólo mejoran con la edad.

La imagen más famosa de Hokusai, conocida como “La Gran Ola”, es tan famosa como la “Mona Lisa” de Leonardo da Vinci y “El carro de heno” de John Constable. “La Gran Ola”, “100 vistas del Monte Fuji” y otras obras de Hokusai cambiaron el arte moderno, inspiraron a artistas europeos e incluso influyeron en el Art Nouveau.

La producción nos presenta también a Tim Clark, curador de la exposición del British Museum y al apasionado erudito Roger Keyes que durante casi 50 años se ha dedicado al estudio de las huellas de Hokusai. Además, acude al potencial de la historia del arte digital, que están utilizando las últimas tecnologías de Japón para descubrir en detalle grabados y pinturas de nuevas maneras, sobre la base de años de conocimiento acumulado. En el proceso revelan nuevas interpretaciones de obras famosas y transmiten todo el alcance extraordinario de Hokusai como un gran artista mundial.

Katsushika Hokusai (1760-1849) pasó su vida estudiando y celebrando la humanidad, así como explorando en detalle los mundos naturales y espirituales. Nacido en un Japón muy aislado del resto del mundo, vivió y trabajó principalmente en la gran ciudad de Edo (Tokio moderno). Al principio de su carrera, Hokusai se formó en el popular estilo Ukiyo-e, el arte del "mundo flotante", que incluía a cortesanas, poetas y actores kabuki. En su obra posterior se centró en la naturaleza y sobre todo en el famoso volcán del Monte Fuji, que para el artista representaba una fuente sagrada de longevidad, incluso de inmortalidad.

Sus dibujos “manga”, sus grabados y pinturas muestran la generosa y abarcadora visión de la humanidad de Hokusai. Cómico, dramático, cotidiano, sublime, sus obras celebran a las personas de todos los ámbitos de la vida. Tenía su propia gama dramática de éxito y fracaso. A los 60 años estaba en lo alto, una figura destacada en la sociedad, pero a los pocos años la tragedia y el desastre lo habían golpeado. Su esposa murió, él sufrió un accidente cerebrovascular, su nieto lo dejó en bancarrota y pasó sus últimos años viviendo en la pobreza con su hija Oi, ella también una consumada artista. Pero nunca dejó de trabajar y apuntó incesantemente a una perfección que sólo iba a suceder, como bien predijo, cuando llegara a los 110 años de vida.

En una época en que la esperanza de vida era de 45 años, Hokusai vivió hasta los 90 años y en los últimos tiempos produjo algunas de sus obras más bellas y convincentes. En “Última vista del Monte Fuji”, pintado en sus últimos meses, un dragón que se eleva exultante en una nube negra encima de la montaña sagrada, sin duda un símbolo de las esperanzas del artista sobre la inmortalidad. Como sabemos, la logró: descubierto, reverenciado y copiado por los impresionistas y otros, es considerado como uno de los más grandes artistas del mundo hoy.

La exposición se centra en los últimos años de la vida y el arte de Hokusai, partiendo de su emblemático grabado “La Gran Ola”, creada en 1831 y continuando con las obras sublimes pintadas y producidas en sus últimos 30 años. Cineco Alternativo trae a Colombia este documental especial que nos da a conocer en exclusiva la historia de este gran maestro, en 12 salas seleccionadas de seis ciudades, sólo los días 15, 16 y 17,  a las 12:00 del Mediodía. Las boletas podrán adquirirse desde los $26.000 hasta los $15.000, según la sala y ubicación seleccionadas. Los teatros por ciudad donde se presentará esta cinta, son los siguientes:

Bogotá: Andino, Unicentro, Avenida Chile, Gran Estación y Calle 100.
Cali: Palmetto y Unicentro
Medellín: Santafé y Vizcaya
Bucaramanga: Cacique
Barranquilla: Buenavista

Cartagena: Bocagrande

Más información: Hokusai: Más allá de la Gran Ola

Así se ve…

Cómo creo Hokusai “La Gran Ola”…