First Sign una hebilla inteligente que podría ayudarla en una situación peligrosa

Febrero 22 de 2014

Desde hace algunos años, los accesorios que podemos vestir; han empezado a convertirse en dispositivos electrónicos portátiles que ofrecen diferentes beneficios. Prueba de ello, lo tenemos con los Smartwatch, las gafas inteligentes, las manillas cuantificadoras, entre muchas otras. Ahora se está iniciando una tendencia para que accesorios como las joyas o una simple hebilla para cabello puedan contar con tecnología y ser utilizada en la seguridad de quien los lleve.

Pensando en esto un grupo de emprendedores norteamericanos viendo la situación de indefección en que pueden verse involucradas las mujeres en algunas ocasiones y el crecimiento que ha tenido la delincuencia común en ciudades como San Francisco. Decidieron crear una pinza para cabello que alerte a un centro de monitoreo especial si algo malo les está ocurriendo a sus dueñas.

Además de la alerta que se realiza al oprimir un botón oculto de la hebilla, el cual está conectado vía Bluetooth con el smartphone de la víctima y envía una señal que puede ser ubicada por el centro de monitoreo, a través de la tecnología GPS. También este invento toma periódicamente fotografías en las que puede aparecer el agresor y graba el audio de lo que esté pasando. Con todo esto se pueden tener pruebas adicionales de los hechos.

La idea que fue desarrollada por los esposos Rachel y Arthur Emanuele tiene el nombre de First Sign; y por ahora es una hebilla que tiene unas dimensiones de 40 mm x 12 mm x 4 mm. Funciona por medio de sensores como giroscopio, acelerómetro, tecnología Bluetooth y una batería la cual le avisa a la usuaria por medio del celular si la batería está muy baja, igualmente cada vez que se emparejen los dos equipos en el celular se puede observar el estado de la batería.

Por ahora se encuentra en búsqueda de financiación a través del sistema Indiegogo, pero faltando dos semanas para su finalización solo ha llegado al 50% de lo esperado. Es posible que esto se deba a que un usuario debe pagar adicionalmente cada año el valor del servicio de monitoreo, por lo que puede resultar muy costoso el servicio. Otro problema es que por ahora solo podría funcionar en Canadá y Estados Unidos donde existe una reglamentación sobre el First Responder.

En países como Colombia, creo que habría más denuncias que personal de apoyo a este tipo de situaciones, aunque puede ser una muy buena idea y se puede en lugar de mandar la alerta a un centro especializado, que esta llegue a personas cercanas a los usuarios.

Más información: First Sign

Así se ve…