Shangri-La, mito o realidad

Enero 29 de 2014

En el mundo existen lugares que han sido considerados mitos o leyendas, sitios que nadie ha visto y que todos quisieran visitar, o simplemente son representaciones de la imaginación de escritores o de tradiciones culturales. Aunque hay otros que si existieron o existen y podemos ir tras sus huellas; en el primer caso tenemos a la Atlántida, y en el segundo a Pompeya o a Shangri-La.

Hoy queremos compartirles la búsqueda de este último sitio que tiene diferentes versiones sobre su origen o su existencia real. Iniciemos con una de esas primeras posibilidades la cual nos habla de la leyenda de un mágico valle escondido detrás de la cordillera del Himalaya, uno de los mitos tibetanos más antiguos, y por el cual se debería hacer un recorrido por la India, Nepal y el Tíbet en busca de Shangri-La.

Algunos exploradores consideran que Shangri-La pueden ser unas interesantes ruinas de una ciudad perdida en la mitad de una montaña, que pueden relacionarse con el inicio de este mito y de la cual pueden ver imágenes en el video inferior.

Otras personas como el Dalai Lama, describen a Shangri-La como el Shambala, un lugar del que se dice que es real, pero que los mortales no podemos ver, o por lo menos de una forma tradicional. Para ellos se trata de una tierra ideal, un lugar de la imaginación. Otros suponen por su parte que existen puertas ocultas hacia ese mundo desde el que se puede llegar desde algún lugar. Pero la más interesante de las hipótesis cuenta que la búsqueda del Shambala inicia como un viaje por tierra, que se convierte en uno de exploración interior y de auto descubrimiento.

Una nueva teoría apareció en 1933 gracias al escritor británico James Hilton quién hizo famoso este lugar al nombrarla en su novela de ficción “Horizontes Perdidos”. El autor describe al valle, como un sitio armonioso y místico, ubicado en el extremo occidental de las montañas de Kunlun. Con este relato, Hilton ubico a Shangri-La cómo un paraíso terrenal, en una Himalaya mítica habitada por personas felices, y aisladas del mundo exterior; pero con una particularidad adicional, que estas personas envejecen muy lentamente, y que pueden tener en su área a la fuente de la eterna juventud.

En las antiguas escrituras tibetanas, la existencia de siete de estos lugares se menciona como Nghe-Beyul Khimpalung.  Khembalung es uno de varios beyuls o tierras ocultas similares a Shangri-La, que fueron creados por Padmasambhava en el siglo octavo, eran lugares sagrados que los budistas utilizaban como refugio en tiempos de guerra.

Por toda esta tradición y su mítica historia, en la actualidad Shangri-La es una ciudad que antes fue conocida como Zhongdian (hasta el 2002); pertenece a la prefectura autónoma de Dêqên. Está situada al noroeste de la provincia de Yunnan, en la República Popular China, su nombre significa: “Shang" distrito de Ü-Tsang, al norte de Tashilhunpo; y "ri", Montaña.

El cambio de nombre hizo que aumentara exponencialmente el número de turistas que visitan la ciudad, que está situada a una altura de 3.380 metros sobre el nivel del mar, y en sus alrededores encontramos montañas y lagos alpinos; además desde su renombramiento se ha convertido en uno de los puntos de partida de los viajes con destino al Tíbet.

En la zona se encuentran los tres ríos paralelos de las áreas protegidas de Yunnan, declarados en el año 2003 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Te invitamos a visitar este lugar y posiblemente en la excursión encontrar la verdadera entrada al mágico valle de las tradiciones tibetanas.

Más información: Zhongdian, Shangri-La

Así se ve…