Peregrinaje en Shikoku

Febrero 11 de 2016

Así como para los católicos la Semana Santa es un tiempo de recogimiento y oración muchas otras religiones alrededor del mundo tienen sus propias versiones donde el equilibrio espiritual y un tiempo para nuestro yo interior son necesarias. Uno de estos momentos de recogimiento en la cultura budista es el peregrinaje de Shikoku, un recorrido de 1.200 kilómetros por 88 templos asociados con el monje budista Kukai en la isla de Shikoku una de las cuatro principales islas que forman Japón.

Cada año cientos de personas, algunos a pie y otros en otro tipo de transporte, realizan un recorrido donde lo importante no es el destino, sino el acto de llegar allí; el camino en sí es el objetivo. Por eso no importa por cual templo se inicie o se termine, cada persona lo define.

Esta peregrinación es uno de los más populares y distintivos atractivos de esta isla donde el paisaje se conjuga con la cultura y la historia. En Japón a los peregrinos se les conoce con el nombre de Henro y tradicionalmente van vestidos con una bata blanca, un sombrero de junco tradicional en esta cultura y un bastón. Además es común dar limosna a los piadosos. Todo el recorrido esta con marcaciones espaciadas y existen varias guías turísticas con la información de cada templo.

Para realizar este recorrido, por supuesto no es obligatorio practicar el budismo como tampoco el ser el más conocedor del idioma, pero si debes tener en cuenta tu condición física ya sea que decidas recorrer todos los templos caminando lo que te llevaría aproximadamente 45 días con un buen ritmo de caminata, o llegar a solo a algunos de estos templos sagrados. Aunque la peregrinación se completa tradicionalmente a pie, algunos peregrinos modernos utilizan para trasladarse vehículos, taxis, autobuses, bicicletas, motocicletas o el tren.

Si realizas este recorrido pasaras por costas, bosques, planicies y  montañas; por eso quienes conocen recomiendan hacerlo en otoño, época en que será más favorable el clima y la belleza de los paisajes se intensifica, pero si no logras hacerlo en esta época, la primavera también nos ofrece un clima cálido y podremos disfrutar del crecimiento de sus flores.

Para viajar desde Bogotá lo podemos hacer vía aérea hasta Tokio vía Air Canadá en un vuelo de 23 horas, 25 minutos más un día por el cambio horario, el cual recuperamos en el regreso; este vuelo tiene escala en Houston y Calgary pero es el de menor duración y de ahí podemos ir por tren hasta Takamatsu en la isla de Shikoku en un viaje de 3 horas y 20 minutos o en avión en un vuelo de 1 hora y 20 minutos de vuelo. Otras opciones son ir desde Kyoto o desde Osaka.

Cada año gran cantidad de personas se reúnen y preparan para realizar esta peregrinación, solo faltas tú.

Más información: Peregrinaje en Shikoku

Así se ve…

Para ver más…