Free Spirit Spheres, el complejo que te ofrece dormir en un árbol

Abril 22 de 2016

El complejo Free Spirit Spheres es nuestro hotel recomendado esta semana; construido bajo el principio y la práctica del biomimetismo, se encuentra abierto todo el año en un bosque lluvioso ubicado cerca de Qualicum Beach en la isla de Vancouver, Columbia Británica, Canadá; y ofrece a sus visitantes el vivir una experiencia excepcional pasando una noche o más, en una de sus casas del árbol compartiendo además un encuentro con un entorno natural.

El complejo creado por Tom Chudleigh, se caracteriza por que sus habitaciones son esféricas e individuales a ellas se accede a través de una escalera de caracol y se conectan por un puente metálico, aunque actualmente son solo tres esferas ya se encuentran en la construcción de dos más. Por ahora el único pero es que no aceptan niños, sino solo a personas mayores de 16 años.

Quienes tuvieron alguna vez una casa del árbol o quisieron tenerla alguna vez  se encantaran con esta innovadora forma de hospedaje en esté nuevo hotel ecológico; sitio que encierra no solo historia sino que tiene un ambiente natural sorprendente. 

Cada una de las habitaciones tiene características y nombres diferentes:

La esfera Eve está hecha en cedro, resiste un peso interior de 137 kg, tiene dos ventanas de 44” de diámetro, cuenta con una cama individual, un pequeño calentador eléctrico, un sofá, armario y espacio en el mostrador.

Eryn, fabricada en abeto Sitka, tiene un diámetro interior de 3200 mm, casi un 80% más grande que Eve, y considerablemente más elegante. En su interior encontramos una cama doble, tiene 5 ventanas incluyendo una claraboya; su interior se calienta eléctricamente con un termostato en la pared, viene también con un pequeño fregadero, una nevera minibar, un sofá, y un armario.

La tercera esfera es Melody, su exterior es de fibra de vidrio de color amarillo con un mural que sin duda llama la atención y su interior con madera negra de nogal; cuenta con el mismo volumen que Eryn, tiene 5 ventanas, asientos y dos tablas que se doblan hacia abajo para convertirse en escritorio. Cuenta con una cama oculta que sale de la pared posterior. Se calienta eléctricamente con un termostato en la pared.

Cada esfera ofrece máquina para hacer té y café, altavoces a los que se pueden conectar diferentes aparatos y escuchar nuestras canciones preferidas. Mientras que los baños son exteriores y cuentan con todas las comodidades.

El precio de una noche en Eve es de CDN$175 dólares canadienses para una persona o de CDN$210 dólares canadienses para dos personas. Eryn tiene un valor para una noche de CDN$299 dólares canadienses, CDN$495 dólares canadienses para dos noches y CND$260 dólares adicionales por cada noche extra. Por su parte una noche en Melody está alrededor de los CDN$314 dólares canadienses y dos noches valen CDN$525 dólares canadienses.

Durante la estadía se pueden visitar las cuevas Horne Lakes, el estrecho de Georgia y el Monte Washington que se encuentra a corta distancia del hotel; complementadas por caminatas guiadas por la exuberante naturaleza de la isla, también hacer recorridos por kayak en el mar, hacer deporte extremo o recorridos en bicicleta.

Más información: Free Spirit Spheres Hotel

Así se ve…